Cómo adiestrar a un perro adulto

trucos y consejos para adiestrar a un perro adulto

Seguro que más de una vez te has planteado “algo debo de estar haciendo mal con mi perro porque no me hace ni caso”. Al igual que con las personas, la educación canina es básica para la vida con tu mascota perruna. Y aunque siempre es recomendable adiestrar al perro desde cachorro, nunca es tarde para aprender cómo adiestrar a un perro adulto lograr una convivencia mejor. No importa la edad que tenga un perro. Cualquiera, sea de la edad que sea, puede aprender exactamente lo mismo.

 

Primeros pasos para adiestrar a un perro adulto

La primera recomendación que te hacemos a la hora de aprender a adiestrar a un perro adulto es que, si puedes, te pongas en manos de un experto profesional en el adiestramiento canino ya que siempre es garantía de éxito. Pero si prefieres hacerlo tú mismo deberás conjugar tres ingredientes básicos para conseguirlo y en la misma proporción: cariño, paciencia y constancia. 

 

Nunca uses el castigo físico para adiestrar a un perro

Y ahora, ¿por dónde empezamos a adiestrar a nuestro perro? Pues nosotros vamos a recomendarte primero lo que NO debes hacer si no quieres comenzar con mal pie. Nunca grites, reprendas o maltrates a tu perro y no utilices collares de adiestramiento con descarga eléctrica. Está demostrado que el castigo físico o psicológico no es efectivo a la hora de adiestrar a un perro.  Si quieres apoyarte en una herramienta, te recomendamos usar un clicker para perros. Tampoco utilices diferentes formas de dirigirte a él, llámale siempre por su nombre y después dale la orden correspondiente.

 

 

Teniendo claro qué es lo que no tienes que hacer a la hora saber cómo adiestrar a un perro adulto, ahora nos ponemos manos a la obra. Es fundamental que se haya desahogado antes de empezar, que haya corrido, jugado y hecho sus necesidades antes de cualquier sesión de entrenamiento (sobre todo si es de una raza activa) para poder tener toda su atención. Para entrenar a un perro adulto procura escoger un sitio donde no haya demasiadas distracciones. Si tienes jardín o un parque donde no pase mucha gente con sus mascotas, sería estupendo. Busca un lugar donde tu perro se pueda concentrar. 

 

como usar el refuerzo positivo en peros
Aprende a usar el refuerzo positivo para adiestar a tu perro

 

Enséñale a tu perro órdenes sencillas primero

Comenzaremos con órdenes básicas y sencillas de comprender y memorizar para los perros como “quieto”, “siéntate” o “dame la pata”. Cuando comience a comprender estas órdenes, pasaremos a trabajos más complejos. Durante las sesiones de entrenamiento debemos ejercitar una sola orden, siempre la misma, hasta que la aprenda correctamente y no pasaremos a otra hasta que el animal haya asimilado y entendido la primera a la perfección. Eso sí, al principio las sesiones (dos diarias) deben ser más cortas de 10 a 20 minutos cada una, para que tu perro no se canse o se estrese.

 

Refuerzo positivo y recompensas para adiestrar a tu perro

Una de las mejores formas de conseguir la atención de tu perro es fortaleciendo el vínculo con recompensas. En el momento en que sea obediente, debe ser recompensado de alguna manera; con una muestra de afecto o con algún tipo de chucherías para perros. Una vez que entienda el mecanismo, el perro intentará hacer la acción correctamente para ganarse su recompensa y viceversa; si no lo hace bien, no tendrá su premio.

 

 

El cariño y afecto hacia tu mascota es básico para que puedas hacer que un perro adulto se adapte a ti, a tu familia y a tus circunstancias. Solo así podrás hacer que tu mascota se sienta bien, que se cree un vínculo entre ambos y que eso lo mueva a aprender, obedecer y adaptarse a ti.

 

Clicker para perros: una excelente herramienta de adiestramiento

Como hablábamos antes, el clicker para perros es una herramienta muy eficaz para obtener resultados en lo que a adiestramiento canino se refiere. Es un objeto de pequeño tamaño que contiene un mecanismo que emite un doble click cuando lo presionas.

 

 

La emisión del sonido ayuda a que puedas premiar las conductas de tu perro, aunque exista cierta distancia entre vosotros. Su objetivo es reforzar la conducta positiva de tu perro cuando responde bien a una acción que le has ordenado y funciona como un premio para él. Facilita la motivación y mejora el nivel de atención de tu mascota.

También, la recompensa con golosinas y chucherías es una herramienta útil en el entrenamiento de tu perro para mantenerle concentrado en ti y en el proceso de aprendizaje. Sólo se deben usar chucherías para peros como una herramienta de refuerzo positivo. Es decir, debe usarse como la recompensa por un trabajo bien hecho. Las chucherías deben ser pequeñas y fáciles de tragar ya que, si fueran más contundentes, la mascota se entretendría en masticar, parando el entrenamiento y perdiendo la concentración.

 

chucherias para perros y refuerzo positivo
Las chucherias para perros son la mejor opción para practicar el refuerzo positivo.

 

Es recomendable probar diferentes marcas de chucherías para perros hasta encontrar la que funcione. Un trozo pequeño de fruta, de verdura o una galleta podrían valer, pero insistimos en que tiene que ser a gusto del perro para que el refuerzo positivo funcione. Además, recomendamos contar con una chuchería premium que le daremos al perro de forma extra si notamos que está perdiendo motivación o si, por el contrario, hace un trabajo rápido y bien.

 

Base del adiestramiento canino: enseñar a tu perro un NO.

Es muy importante que tu mascota entienda que el “no” está asociado con algo que no debe hacerse, de modo que cuando el perro haga algo que no está bien debe ser suficiente decir “no” y con el tiempo entenderá por sí mismo que no debe hacer lo que estaba a punto de hacer. 

No hace falta gritar, ni enfadarse si no hacerle entender a tu perro no es correctolo que está haciendo. Pero hay que tener cuidado ya que, si decimos demasiadas veces “no”, la palabra deja de tener sentido y dejará de tener el efecto deseado en tu mascota. 

Por último, como ya hemos aconsejado, deberás tener paciencia y no desanimarte si tus ordenes no calan en el animal desde el principio. Aprender, como en los humanos, es una tarea que nos puede llevar más o menos tiempo dependiendo de la personalidad de cada uno, pero es básico que tengamos una constancia en enseñarle lo que debe de saber.

Los perros, especialmente los adultos, tienen conductas adquiridas a lo largo de los años, por lo que tu compañero perruno necesita un poco de tiempo para ver que lo que le enseñas es bueno para él y te hace feliz a ti.

 

Así que no desesperes, el que la sigue la consigue.

 

Video sobre cómo adiestrar a un perro adulto

 

 

verifyserptrade

    Deja tu comentario

    Your email address will not be published.*