Cómo enseñar a mi perro a no morder

como enseñar a mi perro a no morder

Aunque los perros hacen un gran uso de su visión y sentido del olfato para explorar el mundo, una de sus formas favoritas de asimilar nueva información es a través de su boca, es decir, mordiendo. Por ello, uno de los grandes quebraderos de cabeza de los dueños de perros es saber cómo enseñar a mi perro a no morder.

Por fortuna, la mordida puede dirigirse a los elementos adecuados (como mordedores para perros) para que tu perro no destruya las cosas que más valor tienen para ti o llegue a poner en peligro tu seguridad o la de cualquier persona. Sin embargo, hasta que aprenden lo que pueden y no pueden morder, es tu responsabilidad manejar la situación tanto como sea posible, para que no tenga la oportunidad de morder objetos que no debe. 

 

 

¿Quieres saber cómo enseñar a tu perro a no morder lo que no debe? Toma nota de la información que te traemos en este artículo.

 

¿Por qué muerde mi perro?

Cuando los perros tienen tendencia y/o necesidad de morder hay razones que avalan su comportamiento, como por ejemplo:

  • Por instinto. Cuando son cachorros, una de sus formas de explorar y conocer el mundo es a través de su boca. Cuando crecen, el instinto de caza les puede llevar a morder, simulando la retención de la presa.
  • Cuando eran cachorros, no se les enseñó qué morder y qué no.
  • Están aburridos.
  • Dolor físico. El dolor puede hacer que el perro más simpático muerda. Si tu perro tiene displasia de cadera, otitis severa o cualquier lesión crónica, hay que tener mucho cuidado de no tocar esas zona, ya que el animal podría reaccionar mal.
  • Sufren de ansiedad por separación. Leer más sobre ansiedad en perros.
  • Su comportamiento está relacionado con el miedo que sufren los perros.
  • Quieren atención.

 

saber por qué mi perro muerde
Morder es una de las maneras en que los perros conocen y perciben lo que les rodea.

 

Consecuencias de no enseñar a mi perro a no morder

No adiestrar a tu perro para que no muerda te puede traer consecuencias graves: mobiliario destrozado, objetos personales de valor hechos a pedazos, problemas con otras personas y perros, por no hablar del estrés que cargáis tanto en ti y la familia como en el propio perro. Todo esto puede provocar que el animal desarrolle miedos e inseguridades que pueden empeorar su salud mental, así como la relación con los miembros de tu familia.

 

Cómo enseñar a mi perro a no morder

Hay algunas cosas que puedes hacer por tu perro si lo que quieres es ayudarle a superar su afán por moder, aquí van algunos consejos y trucos:

 

Morder significa “fin del juego”

Si tu cachorro te muerde mientras juega, significa que el tiempo de juego ha terminado, sin excepciones. Gritar o enfadarte con tu perro, por muy raro que te parezca, también es una clase de recompensa, ya que les enseña que morder obtiene algún tipo de respuesta de tu parte, lo que se conoce como refuerzo negativo. Por lo tanto, enséñale que morder no les traerá nada, ni bueno, ni malo. Si cuando jugáis el perro te muerde las manos, date vuelta y crúzate de brazos. Se acabó el juego. Así aprenderá que pierde tu atención (y eso es lo más valioso para él).

 

Trabajar la obediencia

Un perro obediente es más fácil de controlar. Al trabajar en el  entrenamiento de obediencia, puedes usar comandos básicos para mantener a tu perro concentrado en ti en situaciones en las que se siente incómodo. Si puedes controlar el comportamiento de tu perro, es menos probable que muerda a nadie. Además, el entrenamiento proporciona estructura mental en tu perro, le ayudará a gastar energía y aumentará su confianza hacia ti (y en sí mismo).

 

Utiliza refuerzos positivos

El adiestramiento de perros con refuerzo positivo es un método de adiestramiento que premia el buen comportamiento con chucherías para perros en lugar de castigar el comportamiento inapropiado. Este puede incluir golosinas, tiempo extra de juego, estímulo verbal, caricias o cualquier otra actividad que disfrute.

 

 

Presta atención al lenguaje corporal de tu perro

Los perros usan el lenguaje corporal para comunicarse. Presta atención a lo que te dice el lenguaje corporal de tu perro, por ejemplo. Un perro que tiene miedo o se siente a disgusto por la invasión de su territorio tiene un gran potencial de morder. Los comportamientos como enseñar los dientes, el pelo erizado, la cabeza baja o las orejas agachadas son signos de que un perro se siente incómodo y puede morder.

Si notas que tu perro muestra este tipo de lenguaje corporal ante otros perros o personas, dale un poco de espacio y aconseja a los demás que también lo hagan. Saca a tu perro de la situación tan pronto como sea posible.

 

No detengas sus gruñidos

Tu perro gruñe para hacerte saber que se siente incómodo con una persona o ante una situación. Y por lo tanto es una señal de advertencia de que puede morder. Muy a menudo, nuestro impulso es enseñar a nuestros perros que no está bien gruñir. Lo malo es que el perro puede aprender esta lección tan bien que deja de gruñir en cualquier situación. Por eso a veces escuchamos historias de perros que muerden sin previo aviso. Si les prohibimos gruñir, no permitimos que comuniquen su malestar.

 

como enseñar a mi perro a no morder
Si les prohibimos gruñir, no permitimos que comuniquen su malestar y, por tanto, pueden morder sin previo aviso.

 

Es mucho mejor prestar atención al contexto y circunstancias que hacen que tu perro gruña. ¿Está gruñendo a alguien que se acerca a su plato de comida? ¿A un niño que pasa corriendo por su lado? ¿O a una persona que lo acorrala? Una vez que sepas por qué tu perro gruñe, puedes comenzar un programa de adiestramiento canino para enseñarle a sentirse más cómodo en esas situaciones. De esta manera, corriges el problema que causa una posible agresión en lugar de quitarle la capacidad de advertirte que puede morder. Una vez que tu perro se sienta más cómodo en los diferentes contextos, no sentirá la necesidad de gruñir.

 

Haz que gaste energía

Como ya hemos adelantado anteriormente, una de las causas de la tendencia a morder de los perros, sobre todo en el caso de los objetos y mobiliario, es el aburrimiento y la falta de ejercicio. Si quieres que tu perro mantenga una buena salud mental y física es necesario que gaste energía, y para eso tienes que invertir tiempo en él. 

Largos paseos, salir a correr con un arnés deportivo para perros, jugar a al aire libre, circuitos olfativos… Todo son actividades que sacarán a tu perro del aburrimiento y le harán sentirse mejor con él y con el entorno que le rodea.

 

 

Cosas que sí pueden morder los perros

Existen infinidad de objetos que tu perro puede morder para divertirse y descargar su energía a través de su mandíbula. Hablamos sobre todo del mordedor.

Los juguetes mordedores servirá para satisfacer su instinto de caza, evitar que muerda objetos del hogar, eliminar estrés, para reforzar su mandíbula y para mantener sus dientes sanos. Además, enseñará a tu perro a obedecer y a parar de morder cuando tú se lo pidas. El mordedor, por lo tanto, es el perfecto juguete interactivo que,  bien utilizado,  potenciará la conexión entre dueño y perro.

 

Mejores mordedores para perros 2020

 

KONG Classic – Juguete de Resistente Caucho Natural

Se trata de una marca especializada en crear juguetes casi indestructibles. Los hay de muchos tipos, pero la mayoría sirven para introducir comida en su interior y hacer que el perro muerda y se las ingenie para obtener su premio.

 

 

Fonpoo – Mordedores de cuerda para perros

Una cuerda con un nudo en cada extremo, es todo un clásico que puede servirte a la perfección para educar a tu perro en la mordida.

 

 

KONG – Hueso de caucho para perros

Son ideales para el entrenamientos y para cuidar la salud dental de tu perro.

 

 

Video sobre cómo enseñar a mi perro a no morder

 

 

 

 

 

verifyserptrade

  • Mario
    octubre 13, 2020 at 3:48 pm

    yo tengo el Kong y le encanta!

Deja tu comentario

Your email address will not be published.*