Cómo saber si mi perro tiene fiebre

fiebre en perros
  •  

Al igual que los humanos, los perros también sufren procesos infecciosos y diversas patologías. Un síntoma que nos alerta de que nuestra mascota puede estar enferma, es una subida de su temperatura corporal, esdecir, fiebre. Ésta depende de la temperatura habitual que suela tener el perro.

 

Cómo sé si mi perro tiene la temperatura adecuada 

Como hemos comentado en el apartado anterior, hay que conocer cuál es la temperatura corporal de un perro. Este dato es fundamental para saber si nuestro perro tiene fiebre. La temperatura también depende de su edad. Recién nacidos, los canes tienen una temperatura entre 34,5 y 36 grados. Cuando los cachorros superan el primer mes de vida, la temperatura se eleva hasta los 37,8 grados. Una vez que son adultos, su temperatura habitual es de 39,2 grados.

Por tanto, se considera que nuestro perro tiene fiebre leve si supera los 39,3 grados. Debemos empezar a preocuparnos si la fiebre alcanza los 40,6 grados.

 

Síntomas de la fiebre en perros 

La fiebre, viene dada por diferentes patologías o enfermedades que pueda tener el animal. Aunque también provienen de inflamaciones o de reacciones a distintas vacunas. Los síntomas más comunes que hacen que nos alarmemos y que indican que nuestro perro puede tener fiebre son:

  • Deshidratación.
  • Pérdida de apetito: Esto conlleva una perdida de peso y masa muscular.
  • Aumento de la frecuencia cardiaca: La respiración es más acelerada y corta.
  • Ojos nublados.
  • Escalofríos.
  • Secreción mucosa en la nariz.
  • Cambios en el estado de ánimo: Tristeza, cansancio (jadeo excesivo y debilidad), somnolencia, temblores y en algunos casos, agresividad.
  • Todos estos síntomas, sumados a diarreas, hemorragias y vómitos indican alguna enfermedad por parte del animal.

 

sintomas de fiebre en perros
La temperatura habitual de los perros es de 39,2 grados.

 

Cómo medirle la temperatura a mi perro 

Medir la temperatura corporal de nuestro perro para descartar que tenga fiebre es clave y además muy sencillo.

Utilizaremos un termómetro rectal. Hay que hacerlo con cuidado y tranquilizar previamente a nuestro perro, debido a que este proceso les pone muy nerviosos.

 

Cómo bajarle la fiebre a mi perro

Una vez hayamos medido la temperatura corporal de nuestro cuerpo y veamos que está por encima de lo normal, el siguiente objetivo es bajarla. Para ello, aplicaremos remedios caseros y naturales como los siguientes:

  • Pasarle paños húmedos con agua tibia por el abdomen. Esto es muy eficaz para calmar los temblores.
  • Una buena hidratación del animal es otra solución que puede funcionar para bajar la fiebre. Un caldo caliente sustancioso de pollo y verdura hará que nuestra mascota esté más reconfortada y se encuentre mejor.
  • Debemos asegurarnos de que su ingesta de calorías es la adecuada, debido a la falta de apetito.
  • Si estos remedios no resultan efectivos, el siguiente paso es acudir a un veterinario.

 

¿Debo llevar a mi perro al veterinario si tiene fiebre?

Si la fiebre es muy alta y no remite con ninguno de estos remedios, debemos acudir a un especialista con la mayor urgencia posible. El veterinario, realizará una exploración en profundidad a nuestra mascota y hará un diagnóstico exacto para recetarnos los medicamentos necesarios para bajar la fiebre y hacer que nuestra mascota esté sana.

El paracetamol no es el medicamento más recomendable para bajar la fiebre, ya que puede ser letal para los canes. Dicho tratamiento daña el hígado y los glóbulos rojos de nuestra mascota. En el caso de proporcionárselo, la dosis sería la mínima, es decir, de 15mg por kg.

 

mi perro tiene fiebre
Si la fiebre de tu perro supera los 41 grados, deberás llevarle al veterinario

 

Comprar termómetro para perros

 

El veterinario, suele optar por un tratamiento basado en la fluidoterapia veterinaria. Dicho tratamiento, se basa en la ingesta de fluidos por parte del animal para combatir así una posible deshidratación. A esto se le suman antibióticos para bajar la infección (en el caso de tener un virus o bacteria) y la fiebre de nuestro perro.

 

Un perro sano es un perro feliz 

Si nuestro perro no tiene ninguno de los síntomas anteriores, mantiene una buena alimentación (variada, completa y rica en nutrientes), una hidratación correcta y mantiene una actividad física activa, será un perro sano, y por tanto, un perro feliz.

verifyserptrade

    Deja tu comentario

    Your email address will not be published.*