Epilepsia en perros

Epilepsia perros

La epilepsia en perros es una enfermedad hereditaria de lo más común en estos animales. De hecho, cerca del 2,5% de los perros padecen epilepsia. Por lo general, aparece entre los 6 meses y 5 años y es de por vida.

El problema es que las convulsiones no son exclusivas de la epilepsia, es decir, existen otras enfermedades como la encefalitis, enfermedades metabólicas, malformaciones congénitas, etc., en las que los perros también sufren convulsiones. Por eso, es primordial acudir al veterinario en cuanto tu perro tenga su primera convulsión. Detectar y tratar la enfermedad pronto puede ayudar bastante a sobrellevarla.

De cualquier forma, es importante conocer las causas, los síntomas y el tratamiento de la epilepsia para poder hacer la enfermedad más llevadera para tu perro y reducir al mínimo la frecuencia de las convulsiones. Esto te ayudará a saber cómo actuar durante los ataques epilépticos de tu mascota. Así podrás darle la atención que necesita y evitar, en la medida de lo posible, que sufra ningún daño.

Causas de la epilepsia en perros

Las convulsiones en la epilepsia son una manifestación de actividad eléctrica anormal en el cerebro de tu perro con la que las neuronas sufren descargas repentinas.

Las causas de la epilepsia pueden ser varias, y tener su origen en el cerebro o en el sistema nervioso del perro. Aquellas que tienen origen en el cerebro pueden ser orgánicas o funcionales. Se corresponden con traumatismos, encefalitis u otras patologías, y si provienen del sistema nervioso pueden ser metabólicas o tóxicas.

En algunas razas, la epilepsia parece ser una enfermedad hereditaria. Sin embargo, en otras, simplemente se manifiesta por otros problemas como tumores o exposición a sustancias tóxicas. Además, la epilepsia también puede ser más frecuente en perros mayores con problemas como tumorales, metabólicos o hepáticos.

tratamiento epilepsia perros

Síntomas de la epilepsia en perros

Conocer los síntomas de la epilepsia en perros es crucial para poder detectar pronto la enfermedad y tratar a tu compañero canino.

El síntoma más claro y fácil de reconocer son las convulsiones, que además, una vez que aparecen tienden a ser frecuentes. Durante las convulsiones, es probable que el perro pierda la conciencia, hipersalive, vomite o incluso se haga sus necesidades inconscientemente.

Cuando observamos que el perro hipersaliva, mueve la cabeza, parpadea, mueve las extremidades, vomita o hace sus necesidades, las crisis epilépticas son focales, es decir, afectan a una parte del cerebro.

Sin embargo, las crisis generalizadas que afectan a todo el cerebro se manifiestan con contracciones musculares, movimientos de pedaleo o pérdida del tono muscular, con las convulsiones generalizadas es más probable que el perro pierda la conciencia.

La crisis focal puede evolucionar hacia una generalizada, y es el tipo de convulsiones más común de la epilepsia en perros. Suele comenzar con una fase focal corta que, en ocasiones, resulta difícil de detectar, e ir seguida por una fase generalizada.

Tratamiento de la epilepsia en perros

Por desgracia, la epilepsia es una enfermedad que no tiene cura. Sin embargo, sí que se pueden controlar las convulsiones y reducir en gran medida tanto su frecuencia como su intensidad con el uso de fármacos.

Los fármacos antiepilépticos y, en general, la forma y la frecuencia en la que los administres a tu perro serán determinados por el veterinario. Ten en cuenta que este tratamiento puede tardar meses en hacer efecto, aunque siempre funciona.

Lo más importante para tratar la epilepsia es que el veterinario dé con su origen. Como hemos comentado, las convulsiones pueden ser síntoma de otras enfermedades, por lo que realizar un correcto diagnóstico es crucial para poner el tratamiento adecuado a tu perro.

La medicación para la epilepsia es de por vida y puede tener efectos secundarios, pero tu perro se acostumbrará en cuestión de semanas.

Durante los últimos años, se han empezado a estudiar los efectos de determinados complementos alimenticios en la epilepsia como remedio más natural, sin embargo, es importante que consultes a tu veterinario de confianza y sigas siempre sus indicaciones para cuidar todo lo posible la salud de tu amigo peludo. Recuerda que el tratamiento para la epilepsia en perros no esta destinado a curarla, sino a intentar mitigar o minimizar al máximo sus efectos, reduciendo en la medida de lo posible la frecuencia de los episodios epilépticos y su intensidad.

Tratamiento epilepsia perros

Qué hacer si mi perro tiene un ataque epiléptico

Lo más importante para poder ayudar y tratar correctamente a tu perro en un ataque epiléptico es mantener la calma.

Es crucial que apartes cualquier objeto que esté cerca de tu mascota para evitar que se haga daño al golpearse con algo. Una vez hayan terminado las convulsiones, pon a tu amiguito en un lugar ventilado. Le dará un poco el aire y podrá recuperarse del episodio.

Aunque suele ser la reacción más común, intenta no agarrar nunca a tu perro en plena crisis. Él no estará consciente y puede que al agarrarlo muerda o arañe sin querer. Además, agarrarlo no frenará las convulsiones, así que mejor evitar cualquier posible daño.

Bajo ningún concepto des comida o agua a tu mascota mientras está teniendo una crisis, pues podría ahogarse. Tampoco lo tapes para darle calor ni le des fármacos que no hayan sido recetados por tu veterinario.

Como ves, lo mejor que puedes hacer cuando tu perro sufre un ataque epiléptico es mantenerte calmado y dejar que pase lo antes posible. Por desgracia es algo que no puedes controlar. Cualquier cosa que intentes hacer para que se pase rápido podría provocar daños irreversibles a tu compañero.

En ocasiones, cronometrar la duración de las convulsiones puede dar una información importante al veterinario para poder darte indicaciones de cómo actuar ante estos episodios.

Ante todo, nunca dejes solo a tu compañero canino cuando esto ocurra, y en el momento en el que terminen las convulsiones, acarícialo y trátalo con cariño, bajo ningún concepto le grites, ya que es muy probable que esté bastante desorientado.

Ataque Epileptico en perros

    Deja tu comentario

    Your email address will not be published.*