Insulina para perros

insulina en perros diabeticos

La insulina cumple una función esencial en el cuerpo del ser humano, pero es igualmente importante para los perros. Los niveles inadecuados de insulina pueden ocasionar una serie de síntomas que en el caso de nuestros perros pueden ser difíciles de observar, sobre todo al principio. Cuando un cuerpo no puede producir suficiente insulina o cuando las células no pueden procesarla adecuadamente, aparece la diabetes. Descubre en este artículo todo lo que necesitas saber sobre la insulina para perros.

 

¿Qué es la insulina en los perros?

La insulina es una hormona natural que se crea dentro del páncreas. Esta hormona es fundamental para el metabolismo canino ya que es su principal hormona anabólica. Permite que la glucosa en la sangre pase a las células, regulando los carbohidratos, las grasas y las proteínas en el proceso.

Existen varias razones por las que el cuerpo de un perro no puede producir suficiente insulina, aunque el resultado de la deficiencia siempre es el mismo: la hiperglucemia, el resultado de demasiada glucosa en el plasma sanguíneo. Dado que no hay suficiente insulina para regular la glucosa, la insulina añadida debe administrarse artificialmente. El nombre de tal deficiencia de insulina es diabetes mellitus, una enfermedad que afecta tanto a seres humanos como a perros.

 

diabetes en los perros
La hiperglucemia es el resultado de tener demasiada glucosa en el plasma sanguineo

 

En los humanos, la diabetes se clasifica principalmente como diabetes tipo 1 y tipo 2. No ha habido una clasificación clara de diabetes en perros , pero sí pueden organizarse libremente en categorías similares.

Cuando a un perro se le diagnostica diabetes, el veterinario le recetará insulina para poder disminuir los niveles de glucosa en sangre. Deberemos observar cualquier síntoma clínico adicional ya que pueden surgir más complicaciones en la salud del animal. 

Si controlamos correctamente sus niveles de glucosa con la insulina, tu perro podrá llevar una vida feliz, y con una esperanza de vida semejante a la de un perro sin diabetes.

 

 

Tipos de insulina para perros

Existen muchos tipos de insulina que en la actualidad se comercializan para subministrar en perros. Estos incluyen NPH, una insulina porcina altamente purificada o glargina , una insulina sintética que se crea mediante tecnología de ADN recombinante. Otro tipo de insulina de larga duración es la detemir, creada también de forma sintética. Sin embargo, existen dos tipos de insulina muy utilizadas en perros:

  • Caninsulina: es una insulina de una duración media. Se trata de insulina de cerdos que ha sido procesada y purificada. Se utiliza porque es estructuralmente igual a la insulina canina, minimizando el riesgo de que se generen anticuerpos anti-insulina. El pico de su efecto ocurre de 8 a 9 horas después de su administración, y dura entre 12 y 14 horas.
  • PROZINC: es una insulina humana que se conoce con el nombre de “insulina protamina zinc” y se obtiene mediante tecnología de ADN recombinante. El zinc y la protamina que se añaden ayudan a retrasar tanto su absorción como el inicio de su acción. Se degrada en el hígado o los riñones.

 

Dosis de insulina para perros

La dosis de insulina correcta para un perro será siempre calculada por un veterinario calificado. Antes de determinar esta dosis, primero se necesitará saber si realmente tu perro necesita insulina, ya que influyen muchos factores en los niveles de glucosa en sangre de un perro y quizás pueden ser necesarios otros tratamientos. Estos pueden incluir corticosteroides, aunque una alimentación reducida en carbohidratos también podría ser suficiente para alterar suficientemente la glucosa en sangre.

 

 

En primer lugar, el veterinario puede realizar una curva de glucosa. Con ella se recopilan los datos para establecer la dosis correcta para el perro en cuestión. Básicamente, se administra una dosis de insulina y la sangre se analiza con un glucómetro cada dos horas durante un período de tiempo establecido. Esto le dirá al veterinario cómo de bien está funcionando la insulina y cuánto durarán sus efectos.

 

cantidad insulina para perros
Solamente el veterinario determinará la cantidadde insulina adecuada.

 

Por lo general, la dosis inicial de PROZINC o Caninsulin suele ser de unos 0,5 UI (unidad internacional) por kg de peso del perro. Tendrás que pincharle todas las mañanas, durante o después de la comida, y ya que no llevarás al perro al veterinario cada vez que necesites controlar sus niveles, tendrás que hacerlo tú mismo en casa.

Por otro lado, tras los resultados de todos los análisis pertinentes, es probable que se modifique la dieta del animal y se cree finalmente una dosis. Algunas dosis deberán administrarse una vez al día, otras dos. Siempre deberás administrar la cantidad prescrita por el veterinario.

 

Precauciones y posibles efectos secundarios de la insulina para perros

Un veterinario debe conocer la historia clínica del perro antes de recetarle insulina. Esto significa que si tu perro está tomando otros medicamentos, el veterinario debe estar al tanto. 

La insulina para perros se puede usar durante el embarazo y la lactancia del animal, pero el veterinario deberá mantener unos controles estrictos. Si se produce algún cambio o se presentan síntomas negativos durante el embarazo, siempre deberás informar al veterinario de inmediato.

 

 

 

Uno de los peligros de la administración de insulina es que puede provocar un shock hipoglucémico. Esto ocurre cuando los niveles de glucosa en sangre caen por debajo de lo normal. Si esto ocurre, en su cuadro clínico se puede incluir hambre, ansiedad, desorientación, movimientos inciertos, espasmos musculares, disminución de la coordinación o arrastre de las patas traseras. Si crees que tu perro está experimentando una caída de azúcar en sangre, deberías ofrecerle algo con glucosa de comer de inmediato,  como la miel, y transportar al perro al veterinario para que lo evalúe y se pueda ajustar la dosis de insulina.

 

¿Cuánto cuesta la insulina para perros en España?

ProZinc Insulin está disponible en viales de 10 ml que contienen 40 UI por ml. Su precio en España ronda los 40-50€. Por su parte, Caninsulin se suele proporcionar en el dispensador de bolígrafos lo que puede hacer que sea un poco más caro (unos 70€ aproximadamente). 

La posibilidad de que tu perro sea diabético y necesite insulina es algo que deberás considerar y tener en cuenta antes de adoptar un perro, ya que conlleva una gran responsabilidad y una cierta inversión de dinero que no todo el mundo se puede permitir.

 

Video sobre como pinchar insulina a un perro diabetico

 

verifyserptrade

    Deja tu comentario

    Your email address will not be published.*