Leishmaniosis en perros

 

Al igual que nos ocurre a los humanos, los perros también sufren procesos infecciosos y diversas patologías. Una de las más comunes en este tipo de animales, es la leishmaniosis.

 

Qué es la leishmaniosis canina

La leishmaniosis canina es una enfermedad de carácter infeccioso causada por el parásito Laeishmania infantum. Una vez que el perro está infectado, su Sistema Inmunitario empieza a crear mecanismos de defensa contra el parásito. Suele hacerlo con anticuerpos hasta vencer la infección. Esta enfermedad también podemos sufrirla las personas, su nombre en este caso es leishmaniasis. En este caso, los humanos contamos con un sistema inmunológico más eficaz, por lo que acabamos con la enfermedad de una forma más rápida que nuestras mascotas.

 

Cómo se transmite la leishmaniosis

Esta enfermedad se propaga principalmente a través de la picadura de un grupo de mosquitos llamados flebótomos. Otras vías de transmisión menos frecuentes son las mordeduras de perro, las vías venéreas o a través de transfusiones de sangre. Es casi imposible un contagio directo de perro a perro. Esto se debe a que el parásito debe pasar un ciclo vital dentro del mosquito.

La picadura de este mosquito es la vía de transmisión más común

 

En qué lugares es más común la leishmaniosis

La leishmaniosis es más frecuente en las zonas más cálidas y húmedas del territorio español como son Madrid, Castilla-La Mancha, Orense, Extremadura y toda la cuenca mediterránea. En la Cordillera Cantábrica es prácticamente inexistente por sus condiciones climatológicas y ambientales.

 

Síntomas de la leishmaniosis

Una de las preguntas más frecuentes es cómo saber si nuestro perro tiene leishmaniosis. Hay una sintomatología que puede indicar que nuestro perro podría padecer esta enfermedad:

  • Lesiones en la piel: Aparecen por todo el cuerpo, aunque es frecuente que lo hagan alrededor de los ojos o de los pabellones auriculares. Puede conllevar caída de pelo o bultos en la piel.
  • Problemas de riñón: No pueden eliminar de forma efectiva los anticuerpos generados no exitosos.
  • Sangrado de nariz: Debido a la acumulación de anticuerpos en los vasos sanguíneos.
  • Artritis: Si los anticuerpos se acumulan en las articulaciones.
  • Pérdida de peso
  • Aumento en el consumo de agua

 

Cuándo debo acudir a un veterinario

Ante cualquiera de estos síntomas que nos indiquen que algo le ocurre a nuestra mascota, debemos acudir a un especialista con la mayor urgencia posible. El veterinario, realizará una exploración en profundidad a nuestra mascota y hará un diagnóstico exacto para recetarnos los medicamentos necesarios para paliar la enfermedad y hacer que nuestra mascota esté sana.

El veterinario tomará una muestra de sangre y orina dónde analizará si existe anemia, descenso de plaquetas, subidas o bajadas de glóbulos blancos o problemas del riñón y el hígado.

Es importante realizar las sesiones de desparasitación pertinentes

 

Tratamiento de la leishmaniosis

Si se confirma que el perro sufre leishmaniosis, tendrá 2 fases dentro de su tratamiento:

  • Fase 1: Muy intensa, dura alrededor de 1 mes
  • Fase 2: Mínimo 6 meses con medicación más suave.

El perro, una vez infectado pasará a ser un enfermo crónico. Puede llevar una vida normal, aunque siempre con precaución, debido a que existe el riesgo de una recaída.

Cómo prevenir la leishmaniosis

Hay diferentes métodos para evitar que nuestro perro tenga leishmaniosis. Es interesante para perros que viven en zonas endémicas y con la climatología que hemos apuntado en el apartado anterior:

  • Test serológicos: Se deben realizar dos veces al año a modo de prevención y anticipación de la enfermedad.
  • Vacunación: No previenen contra la infección, pero sí que reducen el riesgo de evolución de la enfermedad y que ésta se agrave. Se deben aplicar sólo a perros que en el test serológico previo hayan dado negativo.
  • Potenciar la respuesta inmunitaria del perro: Existen productos especiales para mejorar el sistema inmunológico de nuestra mascota. En el caso de que enferme, su sistema inmunitario estará más preparado.
  • Repelentes: En este apartado entrarían sprays, pipetas y los famosos collares. Todos ellos contienen una sustancia que repele los insectos. Es una de las formas más efectivas para prevenir la leishmaniosis y otras enfermedades que se transmiten a través de la picadura de diversos insectos.

Vídeos sobre la leishmaniosis en perros

    Deja tu comentario

    Your email address will not be published.*